JM Hot News - шаблон joomla Окна

PROHIBIDO OLVIDAR Y OLVIDARLOS

 

Hombres con cara de niños; hombres que crecieron en un abrir y cerrar de ojos, hombres que se convirtieron en héroes eternos en un dispar y desventajoso conflicto bélico.

Un lúgubre y frío aire, cómo aquel que abraza a las islas se avizoraba en un país que a su vez, ardía con los enardecidos gritos de una ciega soberanía ¡Las Malvinas son Argentinas y las vamos a recuperar!

Pueblos, madres despidiendo a sus hijos, lágrimas y pañuelos que flameaban en un hasta siempre y esas ingenuas sonrisas que quizás nunca más volvieron a verse.

649 soldados argentinos (323 durante el hundimiento del crucero General Belgrano y 326 en el archipiélago) sin importar con qué mounstro se enfrentarían dejaron la vida en esas tierras propias y lamentablemente a la vez extrañas.

Se fueron arengados por esos que decían "obediencia debida" a traer la gloria, pero solamente volvieron, los que volvieron, cargados de abandono, en silencio y por la puerta de atrás.

Hoy 34 años después el recuerdo y el olvido duelen; los que regresaron aún hoy escuchan gritos, disparos y el silencio de tregua; esa paz momentánea y corta que sabe que prontamente volverá el combate y que ha llevado a muchos de ellos a tomar la decisión de ir allá, a la gloria eterna, al lugar donde están nuestros pequeños gigantes que con dignidad dejaron su vida por la patria.

El conflicto armado concluyó el 14 de junio de 1982 con la rendición de la Argentina y determinó el fin de la Junta Militar del llamado "Proceso de Reorganización Nacional" que gobernaba el país. Pero lo que no concluyó es la continúa lucha de familiares y excombatientes por lograr el reconocimiento merecido; por conseguir el honor y la gloria por la que lucharon nuestros chicos y que más allá de todo consiguieron esos que retornaron al continente y esos que quedaron eternamente custodiando a esas islas que están, tras un manto de neblinas y que nunca, pero nunca las hemos de olvidar....

 

 

 

Por: ERIKA ALFONSO