JM Hot News - шаблон joomla Окна

Enzo guraldetención policía

 

En los primeros días de enero, un joven santafesino de 16 años vino a una localidad cercana a Pampa del Infierno para pasar sus vacaciones, sin pensar que lo que tenía que ser una estadía de placer se convertiría en una verdadera pesadilla.

walter goy

 

El 24 de marzo es una fecha muy especial para todos los argentinos, recordamos la etapa más oscura de nuestro país; pero sin lugar a dudas para Natalia Azucena Aveledo lo es mucho más.

Aún hoy; 40 años después palabras como justicia; abuelas e identidad hacen eco de una Argentina que llora por sus hijos muertos; Natalia tiene mucho de eso.

Walter Goy, su padre, al que nunca pudo conocer pero al que ama como si lo hubiese hecho era piloto de la Fuerza Aérea y un 24 de marzo, 33 años atrás fallecía en un accidente aéreo.

De ahí en más comenzó su incansable lucha por justicia; para ese joven piloto que perdió la vida en circunstancias que nunca fueron aclaradas; por su identidad, derecho que todos tenemos y que la historia dice que unas abuelas comenzaron a buscarla para sus nietos apropiados y que, casualmente esas señoras de pañuelos blancos, fueron las que viviendo en democracia no la acompañaron para poder hallarla y paradójicamente, la madre de su padre, su abuela hizo y hace todo lo posible por negarle esa identidad que tanto busca.

"No sé qué poner, no quiero que sea cursi, nunca hice nada como esto" dice Estrellita, como se apoda, pero en esta fecha tan significativa no quiso dejar de expresar lo que siente por su padre " En su 33° aniversario su única hija lo conmemora orgullosa y desea un eterno descanso en paz. NATALIA AZUCENA AVELEDO espera que se haga justicia en el reconocimiento legal para poder llevar el apellido de mi padre Walter Goy y respetar x fin el derecho al honor del muerto y el de su hija de portar su apellido como hubiera sido si viviera, a eso nadie puede oponerse; justicia para poder honrarlo legítimamente como hasta ahora, desde su familia, nadie lo ha hecho. Los aviadores no mueren sólo vuelan más alto".

Más allá de todo y de todos; Natalia continúa luchando por recuperar su historia; por llegar hasta lo último así poder encontrar su identidad y apasiguar un poco tantos estos años de ausencia y dolor.

 

 

 

 

D.T: Diario Termal

 estrellita y la foto

 

El robo de identidad, se dé en el contexto que sea, marca a las personas para toda su vida. Es una violación a los derechos humanos. Quiénes lo padecen se transforman en buscadores eternos, cuando lo saben, de ese lado de la vida, que les arrebataron a muchos, al mismo momento de nacer. Nuestro país tiene una trágica historia de identidades perdidas, el robo de bebes durante la dictadura fue el hecho más aberrante que nos toco vivir. Pero hay otras búsquedas de identidad robada, vinculadas a la temporalidad del desarrollo del proceso de reorganización nacional, que merecen ser resueltas, como todas.