JM Hot News - шаблон joomla Окна

logo001

pegorexia

 

Se trata de un temor obsesivo a aumentar de peso que pone en riesgo de vida a la madre y al feto; especialistas en nutrición explican su origen y tratamiento.
Mercedes C. sufría trastornos alimentarios desde adolescente. Y tanto ella como su familia estaban involucrados en el tema, que, de tanto en tanto, ocasionaba problemas de anorexia en la joven.

El miedo de Mercedes crecía al mismo ritmo que lo hacía su cuerpo. Y ya siendo una mujer adulta se preguntaba si esa enfermedad la podría afectar al quedar embarazada. Gracias a la contención de su esposo, de sus padres y hermanos, y a la terapia psicológica, pudo sobrellevar los nueve meses de embarazo sin problemas, y fundamentalmente sin caer en la pregorexia.

"La pregorexia es la presentación de un trastorno alimentario durante el embarazo. Como la vigorexia o la ortorexia pueden ser diferentes manifestaciones de un trastorno alimentario como anorexia, bulimia o trastornos atípicos", explicó Alicia Langellotti, médica nutricionista de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN).
Concretamente, afirma la especialista, se trata de un temor obsesivo a aumentar de peso que pone en riesgo la vida de la madre y la del bebe. Puede que haya estado latente y se haga evidente en el embarazo.

"La falta de nutrientes ingeridos afecta la placenta, la nutrición y el neurodesarrollo del bebe. Según mi experiencia, el trastorno no aparece durante el embarazo sino que es un incremento de distorsiones alimentarias y psíquicas previas como los TOC, depresión, trastornos de la imagen corporal, embarazo no deseado, conflictos de pareja, etc", agregó Langellotti, médica del Servicio de Nutrición del Hospital General de Agudos Carlos G. Durand.

María Ester Strada, médica psiquiatra experta en trastornos alimentarios explicó que fundamentalmente es el miedo al incremento del peso y quedar con sobrepeso en el post parto es lo que hace que las jóvenes caigan en pregorexia.

"Igualmente no sólo es la obsesión por verse flaca, ya que es un trastorno mucho más grave y difícil de tratar, y solo el abordaje interdisciplinario puede detener el deterioro físico y psíquico", agregó Strada, miembro activo de la Asociación de Psiquiatras Argentinos y la SAN.
Es sabido que la alimentación durante el embarazo es fundamental para garantizar una adecuada salud materna y fetal, por eso, una joven que transita la pregorexia puede generar consecuencias para el feto, como el bajo peso al nacer, partos prematuros, abortos espontáneos, hiperémesis gravídica y varias malformaciones que afectan el neurodesarrollo del bebé.

"En el caso de una anorexia nerviosa, puede llevar a un cuadro grave de desnutrición que afecta tanto a la madre como al feto. Por lo tanto requiere estricto control obstétrico, ya que son embarazos de alto riesgo", puntualizó Strada.

"Y en el caso de bulimia nerviosa el embarazo puede cursar con importantes episodios de vómitos que podrían conducir a deshidratación y desequilibrio electrolítico que comprometen la vida de ambos", precisó.

 

 

 

 

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1924913-pregorexia-el-peligroso-trastorno-alimentario-para-la-mujer-embarazada-y-el-bebe?utm_source=FB-AD&utm_medium=Parti&utm_campaign=1924913