JM Hot News - шаблон joomla Окна

creador del chamamé puerto tirol

Cuenta la historia que fué la inspiración de Don Heraclio Pérez. Un correntino nacido en San Luis del Palmar.

De niño se vino al Chaco a ayudar a su padre en el obraje. Se instaló en el pueblito de Puerto Tirol, lugar donde hoy la página quiere recordar como la cuna del chamamé chaqueño.

¿Y por qué digo que Puerto Tirol es la cuna del chamamé?...Porque Puerto Tirol respira, palpita y vive al pulso de una música que los identifica como pueblo y como parte de una gran nación cultural que trasciende las fronteras de nuestra provincia y el país para integrarse por ejemplo con los hermanos de Brasil, Paraguay, Uruguay.

Bien, continuamos...

A los 16 años ya Don Heraclio había formado un dúo con Marcos Ramírez. Recitaba así sus poesías en los bailes del lugar.

Fué el autor de más de 200 temas musicales. Entre ellos "camino a Mburucuyá", "la bailanta", "carrero cachapecero", " Puerto Tirol", etc..
Don Heraclio Pérez llevó a Puerto Tirol a recorrer el mundo en las estrofas de su chamamé, hoy himno oficial de la localidad.

En 1930 viajó a Buenos Aires para expandir su obra musical.
Fallece allí en Mayo del 2002.

¿Cuál es la historia de Puerto Tirol y su relación con el chamamé?...

La tradición se la debe a destacados poetas, quienes forjaron desde sus textos la magia y el sentir de todo un pueblo. Fue Adolfo Cristaldo quien acuñó el término “tirolero” para referirse a los pobladores de Puerto Tirol, tomando distancia del gentilicio “tiroleses” como se conoce a los originarios del Tirol europeo.
En 1904 la Industrial del Chaco eligió a la joven localidad para instalarse, lo que cambió por completo la dinámica local y el trazado urbano. La floreciente industria taninera trajo consigo innumerables avances tecnológicos y generó el desarrollo comercial en la localidad acelerando el proceso de transformación social.

La historia cuenta que allá por 1888, el entonces gobernador Antonio Donovan se dispuso a ir de reconocimiento a todas las colonias del territorio. Al llegar a esta región, el día 6 de agosto se acercó hasta la casa de don Pedro Pasquini, donde se encontraba toda la comunidad reunida. Al preguntar a los pobladores qué nombre le pondrían a su localidad, solo halló opiniones encontradas. Por lo que les preguntó de dónde venían. A lo que todos respondieron: Tirol, que por aquel entonces pertenecía a Italia. La propuesta del gobernador fue bautizar al pueblo con el nombre de Tirol. Es por eso que cada año los “tiroleros” celebran un aniversario más de la imposición del nombre de su pueblo.

 

 

 

Fuente: Me lo dijo un chaqueño